ArtículosDiccionario

Forjado Colaborante

Publicado el

Forjado Colaborante

Se entiende por Forjado Colaborante, a la combinación de una chapa metálica de acero grecada, (normalmente galvanizado), que se utilizará como base para el hormigonado de una losa de planta de una estructura. Dicha capa está conformada con unas hendiduras que facilitan la adherencia entre el hormigón y el acero colaborando así en la absorción de los esfuerzos de tracción. Así mismo, será la capa de hormigón la que resista las tensiones de compresión.

Forjado Colaborante
Fuente de la fotografía

Para evitar la posible fisuración del hormigón como consecuencia del movimiento, de la variación de la temperatura, o del propio proceso de fraguado del mismo, se colocan planchas de mallazo de reparto de acero corrugado al igual que se hace en los forjados de losa maciza, que además contribuyen a la distribución de pequeñas cargas puntuales actuantes sobre el forjado.

Si fuese necesario se recurriría también a la colocación de una armadura adicional, que es aquella que se coloca en los nervios de la losa mixta para contribuir a soportar los esfuerzos de flexión (momento flector positivo) cuando la sobrecarga de uso alcanzada por el forjado no es suficiente.

Por otro lado cuando la losa diseñada es continua, es decir, presenta apoyos intermedios, sobre éstos se producen momentos flectores negativos. Se hace entonces necesario colocar una armadura de negativos a una determinada profundidad con respecto a la cara superior del forjado que deben tener una longitud suficiente para cubrir un tercio de la luz de cada uno de los vanos adyacentes.

 

Forjado Colaborante
Fuente de la fotografía

 

Orígenes

Este tipo de forjados se comenzó a utilizar en EEUU en los años 50 para la construcción de rascacielos ya que permite construir un forjado sin apuntalamiento (2). Desde ese momento esta solución se ha ido extendiendo por toda Europa desde finales de los años 60.
 

Funciones y ventajas

La altura de la greca y el ancho útil del Forjado Colaborante varía en función del fabricante. Los espesores habituales son de 0,8mm, 1,00mm y 1,2mm. Algunas de sus funciones y ventajas son las siguientes:

  • Rapidez y economía de ejecución ya que necesita menos volumen de hormigón con la consiguiente disminución del peso de la estructura y de los desperdicios.
  • Reducción en las dimensiones del canto del forjado, que se traduce en un menor peso que tiene que soportar la estructura y, por lo tanto, un menor coste.
  • Sirve como encofrado para la losa y estabiliza el marco en caso de tratarse de una estructura metálica.
  • Permite la libre circulación en las plantas a diferencia de los encofrados convencionales, ya que no necesita apuntalamientos. Como consecuencia de no necesitar apuntalamientos, permite el hormigonado de más de una planta al mismo tiempo reduciendo el tiempo de construcción por planta. Se entiende por apuntalamiento, la colocación de apoyos intermedios para reducir temporalmente la distancia entre apoyos durante las fases de vertido y fraguado del hormigón.
  • Sirve como plataforma de trabajo durante la construcción.

Forjado Colaborante
 

Utilidades

El Forjado Colaborante soporta tanto cargas estáticas como móviles, repetitivas como aplicadas bruscamente, siempre que no excedan de las indicadas en la normativa vigente sobre acciones en la edificación.

Están especialmente diseñados para instalarlos sobre estructuras metálicas, no obstante se pueden utilizar igualmente sobre estructuras de hormigón, madera o mampostería, así como en todas aquellas obras donde se requieran tanto las máximas prestaciones técnicas y mecánicas, como rapidez de ejecución y garantías.

 







 


Almacén de Hierros en Murcia

Hierros J.Olmos, S.A. / Almacén de Hierros y Aceros en Murcia / Polígono Industrial Los Pinos, s/n
30565 Las Torres de Cotillas (Murcia) / Tlf. 968 62 89 03 / Fax 968 62 88 98 / jolmos@jolmos.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *